¡Hoy tenemos dos motivos para montar una gran fiesta virtual, como propusieron mis queridas Ainhoa y Mary!

El primer motivo es que:

Hace pocos días superamos los 2.000 miembros en nuestra comunidad Episalud en Facebook.

Hay que celebrarlo a lo grande, ¿verdad? En exactamente 6 meses, hemos pasado de 200 a 2.000 personas. Una ascensión fulgurante, ¿no creéis?

Una evolución constante y activa, gracias a la participación de todos y cada uno de vosotros. ¡Gracias por formar parte de esta comunidad de colibríes que cada día aportan su gotita de agua para crear un mundo más feliz y más saludable!

La otra celebración importante es más personal:

¡¡¡Es mi segundo Paleocumple!!! Tengo dos añitos, en mi nueva vida. Todavía llevo pañales, pero en estos dos años, mi plasticidad neuronal de recién renacida me ha propulsado en un universo nuevo, saludable, esperanzador y lleno de experiencias intensas.

Hace exactamente dos años que cambié mi alimentación y empecé a recuperar mi vida. El último trozo de pastel con gluten que tomé fue en la comida de cumpleaños de mi marido en agosto del 2015.

Empecé por una fase de 6 meses de Paleo, con mucha verdura, carne, huevos, frutos secos, harinas sin gluten. Durante estos 6 meses no paré de informarme por Internet sobre las patologías y síntomas que me afectaban (tiroiditis de Hashimoto y Síndrome de Fatiga Crónica). Eliminé de mi dieta el gluten, los lácteos y la soja. Reduje mucho mi consumo de azúcar.

Sin embargo, seguía buscando sustitutos a mis alimentos y comidas habituales. Desayunaba un té con leche de almendras, galletas sin gluten y fruta. Seguía haciendo galletas y pasteles sin gluten (en mi vida anterior, mis pasteles y galletas tenían bastante éxito).

Al cabo de seis meses, cuando ya había reunido suficiente información sobre el AIP —y motivación personal—, salté a la piscina del Protocolo Autoinmune. El cambio cualitativo de vida fue radical. Si ya me sentía mucho mejor con la Paleo, el paso al AIP fue mucho más interesante a nivel de resultados en mi salud y mi bienestar. Poco a poco, empecé a prepararme desayunos a base de hígado de cordero, lechuga, aceitunas, champiñones o beicon con aceite de oliva y sal, sopas, caldos de huesos, etc. O sea, alimentos con una alta densidad nutricional, llenos de vitaminas, minerales y oligoelementos que mi organismo pedía a gritos.

En mi segundo Paleocumpleaños, tengo mucho que celebrar:

Mis síntomas físicos se han reducido un 95%:

  • Ya no tengo dolores musculares y articulares
  • Ya no tengo taquicardia y palpitaciones
  • Ya no tengo intolerancia al frío y al calor
  • Ya no tengo temblores
  • Ya no tengo mareos y vértigos
  • Ya no tengo sequedad en la piel y las mucosas
  • Ya no tengo el pelo y las uñas frágiles y quebradizos
  • Ya no tengo hipersensibilidad a los ruidos, las luces y la velocidad
  • Ya no tengo debilidad muscular

Mi salud mental ha mejorado muchísimo:

  • Ya no tengo insomnio
  • Ya no tengo depresión
  • Ya no tengo ansiedad y miedo
  • Ya no tengo ataques de pánico
  • Ya no tengo agorafobia
  • Ya no tengo irritabilidad y cambios bruscos de humor

Mi relación con la comida ha cambiado totalmente:

  • Ya no tengo que comer cada dos horas
  • Ya no tengo obsesión con la comida
  • Ya no tengo (casi) antojos y episodios de bulimia o anorexia
  • Ya no considero la comida como una recompensa o un refugio emocional
  • Ya no pienso en la comida a todas horas

Mi concentración y productividad han aumentado muchísimo:

  • Ya puedo combinar mi vida familiar, profesional, social, proyectos y estudios
  • Ya no tengo niebla mental, problemas de concentración, despistes, pérdidas de memoria, dificultad de aprendizaje
  • Cuando aprendo algo ya no lo olvido enseguida
  • Ya soy capaz de memorizar series de números, recordar todos los números importantes en mi vida como números de teléfono, de tarjetas bancarias o de fidelidad, códigos de acceso y contraseñas de Internet, fechas de cumpleaños, etc.
  • Tengo la energía suficiente como para hacer todo lo que tengo que hacer durante el día

Mi carácter ha cambiado:

  • Ya no soy criticona y despectiva
  • Ya no soy irritable y susceptible
  • Ya no soy (tan) impaciente
  • Ya no soy triste, preocupada, pesimista, angustiada, desesperada
  • Estoy casi siempre tranquila, feliz, serena, optimista, agradecida

Mi autoestima se ha reforzado:

  • Ya no pienso que no valgo para nada
  • Ya no pienso que por mucho que me empeñe, no conseguiré ser feliz
  • Ya no pienso que todos los demás son mucho más interesantes, simpáticos, inteligentes, creativos y guapos que yo
  • Me considero a mi justo valor y estoy satisfecha conmigo misma

Mi relación con el futuro es más pacífica:

  • Hace dos años y medio, tenía una visión muy Punk de este concepto: NO FUTURE
  • Ya no creo que el mundo se acaba mañana para mí
  • Ya no creo que no tengo mi lugar en el mundo
  • Sí creo que podemos crear un futuro mejor, para nosotros y para los demás

Mi relación con la pasión es diferente:

  • Ya entiendo lo que significa tener una pasión
  • La pasión me da fuerza y energía en cada instante
  • La pasión le da sentido a mi vida
  • Soy muy orgullosa de tener una pasión y centrar mis esfuerzos y mis esperanzas en ella
  • La pasión me ayuda a superar los obstáculos

Mi relación con mi cuerpo ha mejorado:

  • Mi peso se ha mantenido, aunque últimamente haya engordado un poco. No me preocupa porque sé cómo bajar dos kilos sin agobiarme. Prefiero salud a silueta
  • Estoy en paz con mi cuerpo, ya no estoy en guerra contra él o en una lucha permanente para controlarlo

Mi libertad ha cambiado:

  • Ya no tengo dependencia a los antidepresivos y ansiolíticos
  • Ya no tengo dependencia emocional o social
  • Ya no tengo dependencia a la comida
  • Por primera vez en mi vida me siento libre

Mi relación con la salud ha cambiado del todo:

  • Ya no pienso que la salud es una cosa de viejos o enfermos
  • Ya no pienso que la salud tiene que ver con la curación sino con la prevención: ¡Proactividad en vez de reactividad!
  • Ya no pienso que la salud solo está en las consultas de los médicos y las farmacias
  • Ya no creo que pueda seguir consumiendo azúcar sin ningún daño para mi salud
  • Ya sé que la alimentación es una de las mejores medicinas que hay
  • Ya sé que la salud es el tesoro más valioso que tengo, y cada día cuido y mimo este tesoro. Porque si no tengo salud no tengo nada.

Mi relación con mi familia y mis amigos se ha transformado:

  • Ya no soy tan exigente con los demás
  • Ya no soy tan intolerante con los demás
  • Ya he aprendido a perdonar, aceptar y agradecer
  • Ya he aprendido a luchar y superar en vez de huir
  • Ya no les echo la culpa a los demás por mi estado de salud o ánimo
  • Tengo nuevos amigos —o nuevas relaciones con mis antiguos amigos— porque soy una persona nueva

Mi relación con el mundo ha evolucionado:

  • Ya no me siento apartada del mundo, paralizada y observadora impotente
  • Ya participo activamente en el flujo de la vida, e intento tener el menos impacto negativo posible en el entorno y las personas (y el máximo impacto positivo posible)
  • Disfruto de los regalos de la naturaleza
  • Todas mis decisiones de compra son decisiones políticas
  • Soy más ciudadana, activista, ecologista, progresista, solidaria, empática y feminista que nunca

Mi relación con Internet ha cambiado:

  • Los blogs, artículos, estudios, foros y comunidades de Internet me han permitido conocer el AIP y recuperar mi vida.
  • Intento devolver una pequeña parte de lo que descubrí en mis investigaciones, ayudando a otras personas que lo necesiten vía mi blog y la comunidad Episalud de Facebook.

Juntos somos más fuertes - Episalud.com

Mi relación con la comunidad Episalud se ha reforzado:

  • En seis meses, he conseguido agrupar una comunidad fantástica de más de 2.000 personas. ¡Empezamos la aventura Episalud el 15 de febrero del 2017 con 200 amigas y amigos! En este recorrido corto pero muy intenso, he contado con la ayuda de unas personas generosas, solidarias, empáticas, fuertes, valientes y anticonformistas.
  • He conocido a unas personas maravillosas que han dedicado horas y horas de su tiempo libre a acompañarme en las tareas de gestión del grupo de Facebook, a darme mil consejos y escuchar con paciencia mis ideas locas. Espero seguir colaborando mucho más tiempo con vosotras, queridas Epiwarriors 😉
  • He conocido a decenas de personas que me han entendido, apoyado, reconocido, animado y agradecido, desde el nacimiento de Episalud e incluso antes, y os estoy eternamente agradecida por ello.
  • Las actividades semanales del grupo Facebook y vuestra interacción con mis entradas de blog me ha permitido conoceros mucho mejor y reflexionar cada día sobre lo que os puedo seguir aportando para que, como yo y como otras personas, ¡sigáis recuperando y optimizando vuestra vida!
  • Mi tenacidad y mi sinceridad me han permitido entrar en contacto con grandes expertas del AIP en los Estados Unidos, e incluso establecer colaboraciones y amistades con ellas: Sophie Van Tiggelen, Eileen Laird, Mickey Trescott, Angie Alt e incluso la mismísima Sarah Ballantyne que reconoció recientemente Episalud como fuente fiable del AIP!
  • Las entrevistas del blog han sido una magnífica manera de conocer mejor a grandes profesionales de la salud y la nutrición, y a personas que admiro profundamente por su valor y su lucha contra las adversidades de la vida.
  • En este segundo Paleocumple, estoy muy agradecida por haber superado los peores momentos de mi vida, haber encontrado métodos a largo plazo para mantener y mejorar mis buenos resultados y beneficiar de una calidad de vida más que correcta.

Agradecimientos:

Gracias a la vida, gracias a la tenacidad, gracias a Internet y sus fuentes de conocimiento infinitas, gracias a la capacidad de superación y al espíritu aventurero que me han hecho saltar mil veces de mi zona de confort para descubrir lugares desconocidos y apasionantes de mi vida y el mundo.

Gracias a la suerte de haber conocido a unas personas maravillosas que me siguen, me reflejan, me apoyan, me respetan, me aconsejan y me motivan. ¡Espero celebrar muchas más victorias y Paleocumpleaños con vosotros!


Y vosotros, ¿ya habéis celebrado uno o varios cumpleaños Paleo, AIP o Ceto?

¿Os gusta, os emociona u os da vértigo girar la cabeza hacia atrás y contemplar vuestra trayectoria y vuestra evolución, en el ámbito de la salud y del desarrollo personal?

¿Estáis orgullosos de vosotros mismos, reconocéis y agradecéis vuestros esfuerzos y los resultados conseguidos, celebráis vuestras victorias con alegría y satisfacción, o siempre pensáis que nunca es suficiente, que siempre hay que luchar, que no hay victorias sino obstáculos?

¿Las dificultades de la vida os vuelven más tensos y agresivos, o al contrario, más agradecidos y constantes, por considerarlas unas constantes oportunidades de aprendizaje y mejora?

Si te ha gustado:Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Alice Dénoyers
Soy Alice, la creadora de Episalud. Mi objetivo es compartir información actualizada y fiable sobre los últimos avances en salud y nutrición, con especial enfoque en las enfermedades autoinmunes. Si quieres saber más sobre mí, entra aquí.
Showing 8 comments
  • María
    Responder

    Qué bueno todo lo conseguido!! Yo continúo en constante evolución con pasos hacia delante y alguno hacia detrás pero como bien dices soy consciente y rápidamente pongo solución. Un beso y Felicidades.

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Gracias María, y sigamos en este bonito barco para vivir nuevas aventuras! Aprovechemos los pasos hacia atrás para coger carrerilla y saltar más lejos la próxima vez!!

  • Eugenia Reboll
    Responder

    Felicitaciones Alice. No sólo es un gran logro personal sino que implica un gran aporte para todos aquellos que nos identificamos contigo. !Que continúen los éxitos! Un gran abrazo

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Muchas gracias Eugenia! Es un placer saber que continúas siguiendo el blog! Un fuerte abrazo y seguimos en contacto.

  • Loli
    Responder

    Muchas felicidades desde la playa relax donde estoy unos días…muchos éxitos has conseguido! Un enorme agradecimiento a nuestro queridisimo AIP estoy contigo…

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Mil gracias Loli, sabes que eres una de las personas que me han acompañado desde el principio y te tengo mucho cariño. Que sigas experimentando y mejorando, y que disfrutes tus vacaciones y la playita!!

  • Isabel
    Responder

    Felicidades Alice! Tardía pero aquí está 🎂

Escribe un comentario