(Foto: Noemí García de Marina a la izquierda e Irene Plata a la derecha)

Cuando Irene Plata, amiga de Episalud y psicóloga experta en Mindfulness e Inteligencia emocional, me comentó que estaba co-dirigiendo un curso de Educación y salud emocional con Noemí García de Marina, abogada y pedagoga terapeuta, le invité a que nos cuente más sobre su proyecto.

Texto escrito por Irene y Noemí:

EMOCIONES DESDE UN ENFOQUE EVOLUTIVO

Normalmente, cuando se habla de salud desde un enfoque integral y evolutivo, se hace referencia a 3 factores: alimentación + movimiento + emociones. Sin embargo la parte emocional es la más olvidada, como si nos diese miedo entrar en el campo emocional. Ese miedo responde a que nunca nadie nos ha enseñado a gestionarlas. Lo máximo que nos han enseñado es catalogarlas como «positivas» y/o «negativas», como si no tuviésemos que sentir las «negativas».

Las vivimos como un «capricho» del que nos vemos esclavos, sintiéndonos culpables por sentir lo que sentimos. Sin embargo, las emociones no son ni positivas ni negativas, sino FUNCIONALES; y por tanto necesitamos entenderlas para poder gestionarlas y gestionar nuestra vida en coherencia y salud.

¿Qué son las emociones? ¿Cómo nos ayudan?

Las emociones son respuestas de nuestro organismo que nos preparan para adaptarnos y reaccionar de forma funcional a diferentes contextos. No es lo mismo vivir una situación de peligro, donde el cuerpo que siente miedo nos ayudará a la huida, que una situación de pérdida donde la tristeza nos ralentiza para poder asumir el hueco que deja en nuestra vida y poder seguir adelante; o la rabia que nos hace sentir fuertes para poder luchar contra aquello que percibimos nos obstaculiza o nos invade. Desearíamos sentirnos alegres en todo momento, sin embargo, si viene un «león» no es funcional sentir otra emoción que no sea el miedo. El cuerpo de la alegría sería mucho más agradable de sentir, pero no ayudaría a salvarnos. Nuestro organismo requiere de un funcionamiento diferente para poder hacer frente a cada una de ellas y esa es la función de las emociones.

Es importante saber que no estamos diseñados para ser felices, sino para sobrevivir. Por tanto las emociones vienen a informarnos de lo que pasa ahí fuera y aquellas que a veces resultan incómodas, sólo nos están diciendo que hay algo que no va bien. Nos movilizan para revertir la situación y poder vivir en la calma, la seguridad y la alegría desde la coherencia y no desde la obligación o la falta de permiso para sentir otras emociones «incómodas».

Si las emociones son funcionales, ¿cuándo afectan negativamente a nuestra salud?

¿CÓMO LAS EMOCIONES AFECTAN A LA SALUD?

Las emociones están en la base de muchos síntomas tanto físicos (problemas digestivos, del sistema inmune…) como conductuales (apatía, no poder parar de hacer, adicciones a la comida, al consumo…) y cognitivos (déficit atencionales, pensamientos obsesivos, críticas y autoexigencia). A veces sin darnos cuenta vivimos enganchados al miedo, a la rabia, a la tristeza, o incluso a una alegría fingida que no da espacio a otras emociones que hay por debajo, creando lucha en nuestro interior.

Cuando nuestro sistema nervioso central percibe que hay lucha o peligro, la supervivencia será su prioridad por encima cualquier otra, siendo el cerebro egoísta (the selfish brain) el que se lleve la energía. Si esta situación de estrés se mantiene durante un periodo prolongado, empezarán a haber desequilibrios como dificultad para dormir, problemas de estómago, catarros…

Si se prolonga en el tiempo aparecerán problemas de salud más importantes, como alteraciones en el sistema inmunológico, pues mientras estemos en modo «Supervivencia ON» y «Reparación OFF» no podrá funcionar al 100%. Estaremos forzando «la máquina» que hace ya tiempo se quedó sin reservas. La sensación que aparece entonces es la de cansancio vital y fatiga profunda, más allá del descanso, pues nuestro sistema nervioso está continuamente en alerta y por tanto no habrá un descanso real hasta que pongamos en orden nuestras emociones alcanzando una homeostasis y bienestar integral.

Emociones _ Episalud.com

¿Qué impacto tiene el estrés emocional? ¿Y cuáles son las fuentes principales?

Al hablar de estrés en el s. XXI, solemos visualizar una lista interminable de tareas y un reloj que no para de avanzar. Las prisas se han convertido en una de las mayores fuentes de estrés en la sociedad. Sin embargo, hay muchas otras que no responden a lo que está sucediendo en el exterior, sino en nuestro interior: cómo interpretamos y/o cómo nos sentimos ante lo que está sucediendo.

Es aquí cuando entran en juego nuestras experiencias previas como contexto de aprendizaje. Si miramos atrás en nuestro pasado entenderemos mucho mejor la función de esos patrones emocionales que en el presente nos hacen sufrir y ponen en juego nuestra salud, sin beneficio aparente. ¿En qué momentos me he sentido así? ¿Qué estaba pasando? ¿A qué me ayudaba en aquella situación? ¿Qué sucedía si yo no reaccionaba así?

¿CÓMO INFLUYE NUESTRA EDUCACIÓN EMOCIONAL AHORA COMO ADULTOS?

Los primeros 6 años de vida, en los que nuestro cerebro subcortical se está forjando, son cruciales en nuestro aprendizaje emocional. Aprendemos en relación con los demás, por eso la familia supone la primera escuela de aprendizaje emocional. Aquellas experiencias que fueron consistentes y se repetían, aquellas en las que nos sentimos sobrepasados, bien por su alta intensidad o por la falta de recursos y apoyo emocional con el que contamos; son las que marcan una impronta que se repite en nuestro presente como adultos. ¿Qué cosas tengo permiso para hacer o sentir? ¿Y para qué no? ¿Qué situaciones o actos suponen un peligro en mi sistema de supervivencia? ¿Qué se esperaba de mí cuando era pequeño/a? ¿Qué tenía que hacer para recibir la aprobación de mis padres?

Por tanto todo lo que ahora parece no funcional, en nuestro pasado como especie, como sistema familiar y como individuos lo fue.

¿Es posible aprender un lenguaje emocional saludable?

Del mismo modo que es posible aprender un nuevo idioma, es posible re-aprender un nuevo lenguaje emocional y reprogramar los patrones de nuestro cerebro emocional, ofreciéndole a nuestro sistema nervioso la seguridad que no tuvo en su momento parar restaurar el equilibrio y la calma. La salud requiere precisamente de este aprendizaje emocional: restaurar el equilibrio, permitiendo al organismo entrar y salir del sistema simpático de activación al sistema parasimpático de descanso y reparación. Por ello, la educación emocional es clave para las personas y profesionales que acompañan en la infancia y la educación, como para los profesionales que se dedican a la salud.

Esta es la razón por la que decidimos integrar educación y salud en un mismo curso sobre emociones.

¿NOS PRESENTÁIS EL CURSO DE EDUCACIÓN Y SALUD EMOCIONAL A LA COMUNIDAD DE EPISALUD?

El Curso Especialista en Educación y Salud emocional va dirigido a profesionales e interesados en el campo de la educación y la salud desde un enfoque integral. Combina una perspectiva evolutiva y sistémica que permite encuadrar las emociones, los patrones disfuncionales y los síntomas entendiendo la función que cumple en términos de especie, a lo largo de su desarrollo como persona y dentro del contexto familiar.

Emocionate - Episalud.com

¿De dónde nace esta formación y en qué consiste?

Esta formación nace de la necesidad de un cambio de paradigma en el campo de la salud, la educación y la formación a estos profesionales. Por ello aunamos últimas evidencias científicas + habilidades de autorregulación emocional + herramientas y técnicas a nivel profesional. Todo ello acompañado de acompañados de un equipo multidisciplinar formado por los mejores profesionales de cada campo:

• «La motivación: el motor de la conducta».

(Carmelo Pérez Cubillas, Doctor en psicología)

• «Emociones: un enfoque evolucionista y comparado».

(Miquel Llorente, Doctor en psicología)

• «Mindfulness y autocompasión: cultivar la salud y el bienestar a través de la gestión emocional».
(Irene Plata, psicóloga)

• «Enseñando a la mosca a salir de la botella. Aportaciones De la PNL y la Terapia Breve a las relaciones de ayuda».
(Ramón Fernández, licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación)

• «Descubriendo mis sombras: mi niño interior y su aprendizaje emocional. Educando desde la práctica de la inteligencia emocional».
(Noemí García de Marina, abogada, pedagoga terapeuta)

•«Terapia Sistémica. El pasado que sigue sucediendo».

(Bernardo Ortín. Doctor en Filosofía y Ciencias de la educación)

• «Eje intestino-cerebro, nutrición conciencia y coherencia».

(Lucía Redondo, Doctorando en Nutrición y dietética)

• «Emociones desde el útero. La salud se programa en el embarazo».

(Xavi Cañellas, psico-neuro-inmunólogo)

Además en esta 4º edición contamos con el respaldo de la Universidad Udima de Madrid, acreditando la formación de forma oficial.

¿Qué destacan los alumnos de esta formación?

«¡La educación y la salud emocional te la llevas puesta!»

Esto es lo que dicen nuestros alumnos. Y es que si hay algo que destacan frente a otras formaciones es la parte experiencial. Para ello hemos creado una metodología combinando seminarios presenciales y recursos de profundización online que permiten al alumno indagar en primera persona en sus emociones. El grupo y el acompañamiento por parte del equipo docente suponen el mejor contexto donde tomar conciencia de su lenguaje emocional y reprogramar esos patrones disfuncionales para la salud y el bienestar.

Si quieres revolucionar el campo de la educación y la salud súmate a la 4º edición de Especialistas en Educación y Salud emocional.

Dos ediciones en el 2017-2018, curso presencial en fines de semana, Barcelona y Mallorca.

DESCUENTO ANTES DEL 1 DE AGOSTO

Más info en: www.educacionysaludemocional.com y info@educacionysaludemocional

https://www.youtube.com/watch?v=0VzlzZ11I8A

 

Si te ha gustado:Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Alice Dénoyers
Soy Alice, la creadora de Episalud. Mi objetivo es compartir información actualizada y fiable sobre los últimos avances en salud y nutrición, con especial enfoque en las enfermedades autoinmunes. Si quieres saber más sobre mí, entra aquí.
Showing 4 comments
  • Inma Loes
    Responder

    Genial Alice. Me encanta que cada vez sean más las personas conscientes de la importancia de la educación emocional, yo me dedico a esto y es un reto para mí mantener la motivación cuando me encuentro con la realidad muchas veces… así que toda divulgación sobre su importancia es poca! Y bueno, de la mano de Irene Plata pues genial, yo la sigo en facebook desde hace un tiempo y me gusta mucho su forma de hacer.
    Un abrazo chicas.

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Hola Inma, gracias por tus palabras! A todos nos cuesta gestionar nuestras emociones, y tenemos mucho por aprender en este ámbito. Seguimos aprendiendo y mejorando un poquito cada día. Gracias por tu interés, y espero que nos cuentes más sobre tu trabajo en un próximo guest-post? Un abrazo!

  • Laura
    Responder

    GRACIASSS! genial entrevista. Felicidades a todas y en especial a Alice por hacernos llegar cosas tannn chulas. Yo personalmente y por el proyecto con el que colaboro, estoy al mil por ciento implicada en esta temática de las emociones. Práctico Coaching, sistémica y lo que yo he aprendido y estoy aprendiendo en mi camino. Implicada, motivada y dispuesta a empaparme de todo lo bueno que llegue. Gracias de nuevo.

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Gracias Laura! Seguro que aprendes mucho cada día en la clínica, y seguirás aprendiendo cada día más cosas nuevas! Un fuerte abrazo.

Escribe un comentario