Hola Marina, ¿puedes hablarnos un poco de ti?

Soy Marina Ribas, coach de bienestar.

Vivo en la preciosa isla de Ibiza, mi lugar favorito del mundo. Aquí desarrollo mi actividad profesional, y también estudio y entreno a mis dos equipos de fútbol.

Actualmente estoy cursando el ciclo superior de Dietética con enfoque ecológico en Roger de Llúria.

Me ha costado muchos años llegar a conocer mis verdaderas pasiones: la nutrición y el bienestar intestinal. De hecho, estudié filología y después magisterio, pero fue a raíz de mis problemas de salud que llegué hasta dónde estoy ahora.

¿Qué te ha llevado a interesarte por el mundo de la salud y la nutrición?

Desde muy joven empecé a tener problemas de salud. Nada grave, pero sí pequeñas cosas molestas que al final se convirtieron en una montaña para mí.

Me diagnosticaron colon irritable a los 16 años y a partir de ahí empezaron a llegar otras dolencias que nadie relacionaba con mis problemas intestinales: desajustes hormonales, dermatitis atópica, sinusitis crónica… Y todos los desequilibrios emocionales que acompañaban a las dolencias.

Decidí hace unos años empezar a estudiar por mi cuenta. Pasé de tener una biblioteca de novelas a tener una biblioteca sobre fisiopatología y salud intestinal. Y me di cuenta de que tal vez había llegado la hora de dedicarme a algo que se había convertido en una pasión y poder ayudar a otras personas que, como yo, necesitaban respuestas y soluciones a sus problemas de salud.

Me certifiqué como coach en bienestar y actualmente estoy en el segundo año de Dietética.

¿A qué te dedicas actualmente y cómo piensas que ayudas a tus pacientes?

Bueno, primero de todo no llamo pacientes a mis clientes porque no tengo titulación sanitaria (estoy en ello).

Los llamo coachees, un término que nombra a quienes están en un proceso de coaching.

A través de las sesiones de coaching de bienestar les ofrezco las estrategias y herramientas necesarias para que consigan sus objetivos de bienestar.

Dejo siempre muy claro que yo no doy pautas dietéticas ni influyo sobre las decisiones alimentarias de mis coachees, sino que les hago reflexionar y buscar respuestas para que sean ellos mismos quienes alcancen su bienestar.

Por ejemplo, tengo coachees que están intentando llevar a cabo una dieta específica para su intestino y yo les ayudo a planificarse mejor los menús, les paso fichas con recetas, artículos y bibliografía sobre el tema para que amplíen conocimientos… Básicamente soy una guía.

Además, también realizo talleres de alimentación saludable adaptados a las necesidades de mis clientes. Eso sí, por principios, todos los talleres que hago son sin gluten, sin lácteos y con productos ecológicos.

¿Qué tipo de dieta llevas actualmente?

No me gustan las etiquetas porque creo que nos limitan y he aprendido a ser flexible. La verdad es que mi alimentación ha ido evolucionando con la adquisición de nuevos conocimientos.

Tengo un poco de paleo, un poco de primal, un poco de low-carb… ¡Jeje! Y te digo, encontrar la etiqueta justa sería complicado, lo que sí puedo decir con certeza es que baso mi alimentación en comida real y no en productos procesados.
Llevo una dieta con alto contenido en vegetales y grasas y con una buena porción de proteína animal de calidad (pescado azul, huevos, pollo y carne de pasto).

Lo más importante, más allá de las etiquetas, es sentirse bien con uno mismo y no buscar encajar en ningún lugar.

Mi consejo es: infórmate, busca, indaga, equivócate y vuelve a empezar. Es un viaje que nunca acaba, y eso es maravilloso.

¿Puedes decirnos qué haces y qué comes en un día típico?

Suelo levantarme sin hambre por lo que espero unas horas a comer. Tal vez como a las 12 y ya junto el desayuno con la comida, a modo brunch.

Normalmente desayuno huevos con ensalada y aguacate y un chai o matcha con leche de coco o almendra. Me encantan los huevos de todas las formas posibles: en tortilla, a la plancha, pasados por agua, hervidos…

Si hago ayuno o desayuno pronto, suelo comer sobre las 13:00 y hago un almuerzo fuerte con proteína, grasa y, a veces, una parte de hidrato. Un ejemplo sería unas sardinas a la plancha o al horno con ensalada de brotes, aguacate y aceite de oliva. O un estofado de carne de pasto con verduras de raíz, brócoli y setas al horno.

Para cenar me decanto por proteínas más digestivas como el pescado blanco (me encanta el bacalao confitado) y verduras cocinadas en forma de crema, al horno o al vapor.

¿Qué consejos de estilo de vida querrías compartir con los lectores?

Que se muevan. Estamos diseñados para el movimiento y para vivir en simbiosis con la naturaleza, algo que, por desgracia, hemos perdido.

Otra clave es eliminar procesados: pan, pasta, cereales, bollerías… Todo eso no aporta nada a nivel nutricional y, en cambio, provoca daños a nuestra flora intestinal.

La clave está en maximizar densidad nutricional y minimizar antinutrientes: más verduras, hortalizas, frutas, pescados azules, huevos, fermentados… y menos pseudo-alimentos de caja.

Si quieres comer más sano, empieza por ir al mercado en vez de al supermercado.

Y por último pero no menos importante, dedicarse tiempo a uno mismo y buscar un poco de equilibrio emocional: relaciones saludables con uno mismo y los demás, tener un hobby o una pasión a la que dedicar tiempo, rechazar a las personas tóxicas del entorno, pasar tiempo de calidad con la familia e hijos…

¿Podrías indicarnos algunos libros o páginas Web que te gusten en el campo de la salud y la nutrición?

Un libro que me abrió los ojos fue «La solución autoinmune», de Amy Myers. No me canso de recomendarlo a TODO el mundo. Es una maravilla.

Hay muchos profesionales del mundo de la salud que me enamoraron con sus conocimientos y con su manera de comunicar: Mark Hyman, Joseph Mercola, Terry Wahls, Robb Wolf, Mark Sisson… Todas sus páginas web y libros pueden ser un buen lugar para comenzar.

Y en español, sin duda, Fitness Revolucionario. Marcos Vázquez es un maestro de la comunicación. Pocos saben transmitir con tanto arte: conocimientos al alcance de todo el mundo, respaldados por la evidencia científica. ¿Qué más podríamos pedir?

¿Qué consejos le darías a una persona que quiera mejorar su salud y su calidad de vida y no sepa por dónde empezar?

Que se olvide de píldoras, secretos o efectos mágicos. Hay una parte muy importante de compromiso y de aprendizaje.

Nos hemos acostumbrado a buscar soluciones inmediatas y fáciles para todo, lo cual es imposible.

Mi consejo es que busque mucha información, que sea incansable, que se cuestione los actuales dogmas de la nutrición (cosa que no es fácil).

Para empezar, lo ideal sería eliminar todos (absolutamente todos) los alimentos refinados de la alimentación. Y a partir de ahí, ir buscando el camino más adecuado. No todos tenemos porque llevar la misma alimentación, pero lo que queda claro es que eliminar los azúcares y refinados nos reporta beneficios a todos.

¿Dónde te pueden encontrar los lectores?

Me pueden encontrar en mi web: www.mesquelletuga.com y también en Instagram y Facebook.

Para los que quieran mejorar su bienestar intestinal, también he creado una comunidad en Facebook: «Recupera tu bienestar intestinal».

En mi correo estoy disponible para resolver dudas y ayudar siempre que sea posible: hola@mesquelletuga.com

¡Muchas gracias Marina y un abrazo!

Si te ha gustado:Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Alice Dénoyers
Soy Alice, la creadora de Episalud. Mi objetivo es compartir información actualizada y fiable sobre los últimos avances en salud y nutrición, con especial enfoque en las enfermedades autoinmunes. Si quieres saber más sobre mí, entra aquí.
Showing 4 comments
  • Elizabeth Valladares
    Responder

    Hola yo tengo tiempo tratando de comer mas natural menos procesado, Tengo años de no utilizar leche, cereales( con un adolescente en casa abeses difícil), y un año carnes rojas. No jugos, que a como te lavan el cerebro con tanto comercial diciendo que son naturales 100% y la gente se va con eso, yo siempre digo checa lo que trae, nada mejor que uno hecho en casa, comer mas verduras y frutas

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Hola Elizabeth, gracias por tu comentario y ¡enhorabuena por tus decisiones para una vida más saludable!

  • Xaro Mengual Mas
    Responder

    Soy aprendiz de esta maravillosa alquimia , escucho, aprendo y voy integrando poco a poco, sois bálsamo para mis inquietudes ya que el objetivo es estar física y emocionalmente en sintonía con todo lo que nos rodea . Gracias

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Muchas gracias por tus bonitas palabras, Xaro. Tienes razón en que nuestro objetivo es encontrar una alquimia entre nutrición, movimiento, una mente serena… No es fácil, ¿verdad? Pero trabajamos cada día para conseguirlo.

Escribe un comentario