¡ESTILO DE VIDA EVOLUTIVO AL PODER!

Parte 2/3

En la última entrada, os expliqué por qué como lo que como. Las pautas de alimentación anti-inflamatoria que sigo han evolucionado con el tiempo, en más de dos años y medio de experimentos con la dieta evolutiva o ancestral. Estas pautas evolutivas me han permitido recuperar una vida feliz y saludable.

Si la alimentación ha jugado un papel fundamental en la reducción o la desaparición de muchos síntomas que me hacían la vida imposible como depresión, insomnio, fatiga crónica, ansiedad, etc., las intervenciones de estilo de vida que he aplicado han sido igual de importantes, o más.

Os las detallo a continuación.

Ya hablé del aspecto «estilo de vida» del AIP en esta entrada de blog. Como veis, es fundamental que una alimentación anti-inflamatoria a base de productos naturales, frescos y con alta densidad nutricional sea acompañada por un ritmo de vida tranquilo, una gestión correcta de las emociones y el estrés, moverse al aire libre cada día, mejorar la calidad del sueño, mantener unas relaciones sociales enriquecedoras, limitar el contacto con sustancias o personas tóxicas, etc.

Ahora quiero compartir con vosotros, de una manera muy práctica y sencilla, cómo he integrado estas pautas en mi vida.

Primero, os explico por qué en los últimos meses, decidí darle una importancia del 50% a la alimentación y el 50% al estilo de vida. Simplemente porque en los dos últimos años y medio, le di seguramente un 70% de importancia a la alimentación y un 30% al estilo de vida, y notaba que todavía me faltaba energía y fortaleza.

Así que empecé a centrarme mucho en todos los aspectos de mi vida que no tenían que ver con la alimentación, y entonces conseguí superar mis últimos obstáculos, reducir mis síntomas aún más, mejorar mis marcadores de tiroides, inflamación y glucemia, y sobre todo, tener más energía, sentirme más fuerte, más resistente y más resiliente. Mi capacidad de recuperación es mucho más rápida ahora, mi calidad de sueño ha incrementado, así como mi energía durante el día.

Hoy hablaré de dos aspectos fundamentales en mi vida, el movimiento/ejercicio, así como mi entorno de vida y de trabajo.

1) MOVIMIENTO Y EJERCICIO

FATIGA CRÓNICA = CERO ACTIVIDAD FÍSICA

Hasta hace pocos meses, no tenía fuerza para hacer ejercicio intenso. La fatiga crónica, que me diagnosticaron en 2016, se acompañó durante largos meses por una imposibilidad total de hacer ejercicio. Apenas era capaz de caminar. Estuve de baja laboral durante 7 meses, que pasé principalmente en la cama, paralizada mental y físicamente. Me costó mucho tiempo recuperar una tonicidad muscular y la energía necesaria para moverme de manera fisiológica. Me desesperaba observar mi incapacidad total para moverme, cuando siempre había sido muy activa (incluso hiperactiva) desde la infancia. Había hecho mucho deporte: danza, equitación, montañismo, esquí, gimnasia, etc. En 2015-2016 no podía seguir mi rutina de yoga.

RECUPERACIÓN PROGRESIVA

Poco a poco, gracias a mis cambios alimenticios, conseguí recuperar parte de la energía y vitalidad perdidas. A principios de 2017 me apunté a clases colectivas de «Body Pump», crossfit y zumba en el gimnasio. Iba casi cada día, pero muy rápidamente me di cuenta de que no podía seguir el ritmo de las clases, me lesioné el hombro y dejé de ir. Eso sí, cada día salía a pasear por los caminos de montaña que tengo muy cerca de casa (Andorra). A veces hacía estiramientos en la esterilla.

FORTALEZA

Andrea_Alice-Episalud.com

En la montaña, ¡Andrea (derecha) aguantaba mucho mejor que yo!

Dos acontecimientos me hicieron reaccionar. Dos amigas de Episalud, Andrea y Belén, y sus parejas respectivas, vinieron a visitarme a Andorra en verano de 2017, en momentos diferentes. Intenté ser buena anfitriona y los llevé de paseo por la montaña. Pude comprobar que mis amigas tenían mucha más energía vital que yo. Mientras subíamos a los lagos de Tristaina con Andrea y Marc, yo me ahogaba literalmente, hablaba sin parar y sin respirar, mientras Andrea caminaba con fuerza. En un momento concreto, pronunció la palabra «fortaleza», y desde entonces, se quedó grabada en mi mente. Sabía que mi objetivo más importante en los meses siguientes sería recuperar esta fortaleza, interna y externa, mental y física.

Belen Alice - Episalud.com

¡Belén también tenía más energía que yo!

HIIT = HIGH INTENSITY INTERVAL TRAINING

Volví a instalar la aplicación 7 Minutes Workout (existen muchas apps de este tipo, podéis elegir la que más os guste) que había desinstalado del móvil hacía meses.

Ainhoa me dijo una frase que acabó de convencerme del todo: «Es mejor, más rápido y más eficiente que hagas 7 minutos de entreno intensivo, en vez de que camines a ritmo moderado durante 30 mn». Así que al final me puse a hacer las dos cosas.

Me despertaba por las mañanas, le preparaba el desayuno a mi hija y, cuando ella salía de casa para ir al cole, me ponía a hacer 7 minutos de HIIT. Luego iba a caminar media hora —generalmente en una fuerte subida de montaña—, y después desayunaba, o me esperaba hasta la hora de la comida.

Antes de la primera sesión de HIIT, pensé que no aguantaría porque realmente no me veía con la energía suficiente y necesaria para hacer 7 minutos seguidos de ejercicios realmente intensos. Pero aguanté, y luego noté una sensación de energía y ligera euforia durante varias horas. ¡Ya volvía a estar enganchada a los HIITs! La fortaleza física me daba más fortaleza mental. Y cuanto más fortaleza mental tenía, más ganas y necesidad tenía de entrenar.

Así que establecí esta nueva rutina en mi vida. Os mentiría si os dijera que lo hago cada día, que era mi objetivo inicial, pero sí que hago entre 3 y 4 sesiones de HIITs por semana.

Los HIITs han marcado un antes y un después en mi energía y mi fortaleza. Mi cuerpo es más tónico, he recuperado masa muscular, y sobre todo tengo mucha más vitalidad. Aguanto mucho más los ejercicios, tengo más resistencia cuando camino distancias de más de 1 h a un ritmo sostenido, etc.

«NO EXISTE SUJETO SEDENTARIO SANO.» Néstor Sánchez, Regenera.

CAMINAR

He mantenido mi rutina de caminar al menos dos veces al día. Generalmente aprovecho la primera hora de la mañana para salir media hora. Respiro a fondo el aire de la montaña, mi cuerpo se activa de manera suave, y organizo mentalmente las tareas del día. Tengo varias opciones, puedo caminar en plano, o cuando me apetece, subo una cuesta muy inclinada durante unos 20 mn. Salir al aire libre a primera hora de la mañana regula las hormonas y el metabolismo, reduce el cortisol, oxigena el organismo y aumenta la sensación de bienestar. ¡Ya podemos empezar el día de trabajo con serenidad!

Hace pocos días cambié la rutina de caminar por… ¡salir a correr! Esto me demuestra que estoy recuperando toda la energía que me faltó durante tanto tiempo, por fin.

PISCINA Y SPA

Piscina-Ordino-Episalud.com

Piscina con vistas a las montañas

Mi hija tiene una clase de natación cada semana, así que la acompaño y aprovecho para nadar y hacer una sesión de spa durante una hora. Es un momento agradable, que comparto con una amiga y charlamos. Intento ir a la piscina sola otro día de la semana, me quedo más tiempo y nado mucho más.

He decidido que una de mis prioridades para el 2018 sería potenciar mi sistema parasimpático, reducir el estrés y multiplicar las ocasiones de descansar y relajarme. Si además estoy en contacto con el agua, aún mejor.

En Andorra tenemos el privilegio de beneficiar de aguas termales de muy buena calidad y quiero regalarme un bono de varias entradas al spa Innú, un auténtico lujo, del cual salgo relajada y feliz. Varios estudios demuestran que el uso de la sauna es una excelente manera de detoxificar el cuerpo de manera natural. A continuación, los baños en agua fría son ideales para tonificar el metabolismo, siempre con cuidado según nuestro estado de salud.

El estrés crónico incrementa el cortisol, que a su vez inhibe la producción de insulina, que conduce al aumento de la glucosa circulando en sangre y provoca trastornos metabólicos.

ESQUÍ

Mi hija también tiene cursillo de esquí todos los domingos, así que es una excelente excusa para salir a esquiar con unos amigos que también dejan a sus hijos al cursillo. Contemplar las cimas pirenaicas cubiertas de nieve y acariciadas por el sol de invierno es un placer indescriptible. En un ambiente relajado y sin preocupaciones con nuestros amigos. Aire puro, naturaleza, buena compañía: ¡un combo ideal para pasar unos domingos perfectos!

BODY BALANCE

Durante varios años, me marqué la obligación de ir al gimnasio cada día sin falta, a veces hasta 2 o 3 horas seguidas. Tenía que «quemar» la energía (ahora diría la inflamación-irritación-frustración) que me sobraba, quemar el azúcar que comía y sobre todo, cansarme hasta el agotamiento para poder dormir por la noche y vencer mi insomnio crónico.

De esa época me han quedado unos comportamientos de «todo o nada», rozando la obsesión. Así que en los últimos años, cuando iba al gimnasio, tenía que ser cada día o nunca. Este año he decidido romper con este estúpido hábito, así que me he planteado ir a una sola clase, pero de manera constante, todos los viernes al mediodía. ¡Llevo cinco sesiones y me encanta! El Body Balance es una mezcla entre Pilates y yoga. Ideal para estirar todo el cuerpo y tonificar la parte central.

VITAMINA D

Todas estas actividades al aire libre me aseguran un buen nivel de vitamina D, endorfinas, dopamina… Recompensas naturales y vitaminas necesarias para un buen funcionamiento metabólico y fomentar la felicidad.

2) ENTORNO Y CONDICIONES DE TRABAJO

ENTORNO

Ordino-Episalud.com

Ordino, Andorra

Vivo en un pueblecito (209 habitantes en el 2009, más vacas que habitantes) del valle de Ordino, en Andorra, donde reina la calma, la paz y la serenidad. Y bastante soledad… Es un entorno que necesito para canalizar mi energía y mi mente. Mi casa está rodeada de campos de pasto con vacas y caballos, a pocos metros del río Valira. Estamos a pocos minutos en coche de las pistas de esquí. Cada día, y varias veces al día, disfruto de la naturaleza y la tranquilidad, mientras camino y contemplo las vistas desde mi despacho.

ERGONOMÍA EN EL DESPACHO

Sabéis que trabajo como traductora autónoma. Además, tengo que estudiar para mis clases de postgrado entre 10 y 20 horas a la semana, según los exámenes. También dedico varias horas a la semana a administrar mi grupo de Facebook (¡ahora con más de 3.170 miembros, yaaay!) y escribir entradas de blog.

Son muchas horas delante de la pantalla del ordenador. Para luchar contra el sedentarismo y las tensiones, evitar las malas posturas y preservar la funcionalidad de mis manos, ojos y espalda, he aplicado varias adaptaciones en mi despacho y mi manera de trabajar.

• Trabajo de pie

Como podéis ver en la foto, mi mesa de despacho está colocada a una altura de unos 105 cm, lo que me permite trabajar de pie en el ordenador. Me ha costado unos meses adaptarme a la postura de trabajo de pie, ¡pero ahora no la cambio por nada! He pasado de trabajar sentada entre 8 y 10 horas diarias, a trabajar unas 6 horas de pie y 2-3 horas sentada, alternando con momentos de movimiento, en casa o fuera.

• Hablo sola en el despacho

Seguro que en este preciso instante, alguien estará pensando, «¡si ya sabía que esta mujer estaba loca perdida!». Os explico por qué hablo sola: cuando traduzco, uso el programa de dictado Dragon Naturally Speaking, que me permite aumentar mi productividad en un 30% según los textos. Me ayuda a concentrarme de manera diferente, descansar la vista, las manos y la espalda. Alterno entre teclear y dictar según las circunstancias.

• Estudio pedaleando

Aprovecho todos los vídeos de mi posgrado (unas 6 horas a la semana) para hacer bicicleta estática.

• Pausas frecuentes

Como trabajo en casa, aprovecho para varias pausas durante la jornada laboral y poner una lavadora, preparar la comida, recoger los juguetes de mi hija o salir a pasear.

• Gimnástica y estiramientos

Cuando noto tensión en la espalda o que mi lordosis se acentúa, pongo música a toda pastilla y hago ejercicios en la pelota de yoga, una serie de HIITs, saltitos, estiramientos en la esterilla, trabajo de brazos con pesas… Vamos, ¡mi despacho se ha convertido en un auténtico gimnasio!

Despacho - Episalud.com

¡Mi despacho-gimnasio!

Una alimentación saludable y rica en nutrientes, vitaminas y minerales, con una repartición adecuada de macronutrientes, nos aporta el combustible necesario para que nuestro cuerpo y nuestra mente funcionen de manera óptima. Por otra parte, un entorno favorable, el contacto con la naturaleza, el deporte funcional y unas buenas condiciones de trabajo ayudan a mantener el estrés a raya, abastecer nuestro organismo de energía, así como a cuidar nuestras posturas, musculatura y resistencia.

Ahora que os he explicado cuáles son mis fuentes de energía alimenticias y físicas, en la próxima entrada descubriréis de dónde me viene mi fortaleza mental, cómo ha evolucionado y cómo la preservo de influencias tóxicas. Será una entrada muy íntima y emotiva, donde os contaré como pasé de ser una persona con alteraciones mentales intensas a conseguir, mediante la alimentación y el estilo de vida anti-inflamatorios, un equilibrio y una estabilidad mental que nunca habría podido imaginar.


¿Y tú, qué estilo de vida llevas? ¿El ejercicio forma parte de tu vida a diario? ¿Vives en la naturaleza y aprovechas sus beneficios, o vives en la ciudad e intentas escaparte a una zona de naturaleza o un parque siempre que puedas? ¿Qué tal tus condiciones de trabajo? ¿A qué aspecto le das más importancia para cuidar tu salud, la alimentación, el estilo de vida o las dos cosas?
¡No dudes en compartir tus experiencias escribiendo un comentario abajo!

Si te ha gustado:Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Alice Dénoyers
Soy Alice, la creadora de Episalud. Mi objetivo es compartir información actualizada y fiable sobre los últimos avances en salud y nutrición, con especial enfoque en las enfermedades autoinmunes. Si quieres saber más sobre mí, entra aquí.
Showing 19 comments
  • Delia
    Responder

    Me ha encantado la entrada Alice! Tu despacho se parece al mío 😉

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Son los mejores despachos, verdad Delia? Con alternativas para moverse y no quedarse enganchado a la pantalla. Un abrazo!

  • Teresa
    Responder

    Gracias Alice! Hasta ahora, daba a mi alimentación una importancia cercana al 90%, me encontraba mucho mejor pero… gracias a Episalud, a ti y al grupo de Facebook, he aprendido que es importante el ejercicio y el entorno. He empezado con rutinas de ejercicio de alta intensidad y he dado un salto en mi calidad de vida. Animo a introducir el ejercicio para seguir avanzando.

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Muchas gracias Teresa! Está claro que todo el conjunto es importante: alimentación, ejercicio, descanso, naturaleza… Un saludo y seguimos en contacto!

  • Maria Jose
    Responder

    ¡Madre mía! Me encantas. Muchas gracias porque con tus palabras me alientas a seguir avanzando aunque este muy al principio del camino. Siento envidia del entorno en el que vives, me recuerda mi niñez, yo soy muy rural. Eso me falta ahora, estoy rodeada de rascacielos y para encontrar tierra y agua “bonitos” habría que conducir unas cuantas horas. Pero bueno, todo no se puede tener. Gracias, espero con ansia tu siguiente entrada.

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Hola Maria José, muchas gracias por seguirme, me acuerdo muy bien de tu mensaje anterior. ¡Ojalá pueda ir a visitarte a Japón un día! ¡Te llevaré fruta y verdura fresca del Mediterráneo! Un fuerte abrazo.

      • Maria Jose
        Responder

        Hola Alice. Pues aquí te espero, si te animas eres bienvenida. Aunque te darás cuenta que no hay mucho que echar de menos de aquí. Fíjate estoy deseando ir este verano a España. ¡A comer verdura! Alcachofitas, borraja, cebolletas, ¡que buenas!. Un abrazo.

  • Beti Costillas
    Responder

    Oh Alice. Gracias por compartir tu experiencia puesto que me permite perseverar y seguir en el camino. Profesionalmente me dedico al acompañamiento emocional y la reducción del estrés mediante Midnfulness de 3a generación. Y esto por qué lo digo aquí? porque, en teoría…y digo en teoría, mis emociones y el estrés creo que las acepto y gozan de una regulación bastante buena a pesar de los reveses de la vida.
    Aunque la realidad es que si soy sincera, mi alimentación con un diagnóstico de hipotiroidismo y un cáncer de grado III está muy supervisada y cuidada, mis emociones también. O más bien es lo que yo creo. Puesto que, como emprendedora estoy pasando un mal momento, me gustaría vivir en plena naturaleza ( y en concreto, cosas de la vida, siempre miro vivienda en alquiler en Ordino-he flipado con el Universo), paso muchas horas delante del ordenador y el trabajo nunca se acaba por lo que mi calidad de vida actualmente yo creo que es anti-ecológica: falta de tiempo, falta de actividad física constante, falta de “dolce fare niente”…
    Y tu post es como aire fresco, que me susurra al oído: sigue soñando que vivirás en Ordino o en un entorno de naturaleza, que el equilibrio como autónoma emprendedora lo alcanzarás, sé constante, introduce nuevas medidas como lo ha hecho Alice y…Todo es posible. No dejes de soñar Beti, todo es posible y mucho más.

    Gracias Alice por compartirte. Gracias de corazón!

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Hola Beti, muchas gracias por tu mensaje muy sincero. ¡No cuesta nada soñar que un día seamos vecinas y que vayas a vivir a Ordino! Como tú, soy emprendedora autónoma, desde hace más de 23 años, no siempre es fácil, pero intento ofrecerme las mejores condiciones de trabajo que pueda, dentro de las circunstancias. Una bicicleta estática, una esterilla de yoga, una pelota hinchable, salir a caminar… La inversión no es muy grande y los resultados valen la pena. Ya me dirás si consigues aplicar cambios, aunque sea pequeños! Poco a poco lo conseguirás, ya estás haciendo mucho. Precisamente mi asignatura pendiente es la meditación, le doy rodeos sin meterme en ello de manera constante, todavía no es mi momento pero lo deseo con muchas ganas. Un abrazo y gracias por seguirme!

  • Tony
    Responder

    Gracias Alice me ha encantado tu post, incluso creo que tomaré la ruta que has hecho para superar mi fatiga adrenal, que posiblemente sea la causa de mis problemas de tiroides y de mi reactivación del epstein bar. He dejado de hacer ejercicio por lo estuenuado que me encuentro, pero poco a poco estoy retomando los paseos al monte, no había pensando en esos intervalos de hitt cortos igual me ayudan a recuperar energía, estoy con adaptógenos ahora mismo, mi amado reishi y el fo-ti (he shou wu) que he conocido recientemente para tonificar riñones e higado, organos tan importantes para la salud. A parte sigo una paleo,no aip, como bien sabes amiga y es la mejor desición que he tomado en mi vida. Agradecerte lo buena persona que eres y lo mucho que haces por todos nosotros, te aprecio muchísimo y espero poder verte en Junio en Lanzarote si mi salud me lo permite. Un beso enorme y nuevamente gracias por existir amiga.

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Hola Tony, seguro que te mejorarás en breve. Si no lo has probado aún, te recomiendo que pruebes con los HIITs aunque ahora mismo te veas muy débil. Te dará fuerza, movilizará tu musculatura, oxigenará tus células, te sentirás mejor y tendrás ganas de repetir! Cruzo los dedos para que nos encontremos en Lanzarote y podamos darnos un buen achuchón. Te mereces lo mejor, Tony!

  • Belen
    Responder

    Alice, fuiste la anfitriona perfecta!! La montaña a mi me da vida, y tu entorno no puede ser más bonito. No me extraña que esos paseos (o ahora carreras) te carguen las baterías a tope. Me alegro de haberte ayudado un poquito en tu impuso para seguir avanzando.
    Me ha encantado la entrada, de la que tengo mucho que aprender. Hacer ejercicio es mi asignatura pendiente, no porque no quiera o no tenga fortaleza, temo dañarme, necesito un profesional que aquí no encuentro. Aún así, intento concentrarme en mis músculos, en hacer pequeños ejercicios y también en relajarlos. Me estoy obligando a salir a la calle, a tomar ese sol que por aquí sobra y sobre todo, cada fin de semana que puedo, salgo al campo, a dormir en la naturaleza….es cierto, que importante es eso, me hace sentir muy bien. La alimentación es tan importante como el estilo de vida, no hay duda. Hace un par de meses me descuidé, me forcé y lo he pagado muy caro. Ahora está todo bien otra vez y me siento estupenda.
    Espero con entusiasmo la tercera entrega!!

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Belen, sabes que tienes que superar este obstáculo del ejercicio físico! Si no has encontrado a un entrenador personal que te guste en tu ciudad, podrías empezar con algunos ejercicios adaptados según tus posibilidades. O aunque sea unas posturas de yoga o estiramientos suaves. Seguro que recuperarás movilidad, fuerza y vitalidad.
      Me encantó vuestra visita a Andorra y espero poder devolveros la visita!
      Un beso!

  • Andrea
    Responder

    Pues a mi por aquí ya me huele a fortaleza! Recuerdo perfectamente Ese día en la montaña, ese aroma, ese espejo llamado lago, esa pedrazo cuesta, las conversaciones. Me alegro mucho que esa palabra te vaya dado el impulso que necesitabas! Esa palabra me vino sin pensar, desde un sitio muy intuitivo. Vi que era la palabra para despertar. Un besito inmenso. Adoro la foto esa con Alma

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Estuvo genial teneros en casa, Andrea! Espero que podamos vernos más a menudo… Pues sí, me transmitiste este mensaje de fortaleza y me lo tomé en serio! Muchos besos!

  • Suyi
    Responder

    Que inspiradora Alice! me encanta tu despacho!!! yo también trabajo muchas horas al ordenador y debería imponerme lo de trabajar de pie… ¡Es que es muy importante no estar todo el día espachurrada en una silla! Me has motivado a hacerlo, ¡que lo sepas! 🙂
    A mi también me encanta el HIIT, yo uso la app Freeletics, no conocía la de 7 minutes, ¡voy a descargarla para bichearla! Muchas gracias por compartir tanto, disfruta de la nieve y de esos paisajes de cuento de hadas.
    Besitos.
    Suyi

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Hola Suyi, trabajar de pie es todo un descubrimiento! Cuesta al principio pero cuando te acostumbras es ideal. La postura de pie me parece más natural y menos forzada, pero tengo que hacer más descansos, moverme, movilizar la espalda…
      Ya miraré la app Freeletics, necesito variar! Un abrazo! Y a ver si te animas un día a venir a vernos en Andorra!

  • loli
    Responder

    Wauuu Alice que maravilla de entorno natural !!!
    Quiero incorporar una aportacion muy valiosa para los que no tenemos tanta naturaleza salvage en nuestro entorno cotidiano….y es que me he dado cuenta que: a pesar de estar rodeod@s de la maravillosa naturaleza, si nos somos “amables” con nuestro cuerpo mente igualmente podemos perder el equilibrio… hay mucha gente que vive en el medio rural y vive como en el medio urbano . Conozco gente que se alimenta de bolleria , se pasa el dia delante la tele y estan rodeados de naturaleza… sin embargo conozco gente que vive en cuidad , come bio , se levanta al alba a hacer ejercicio en un parque en ayunas , y que aprovecha cualquier recado para ir andando en vez de coger el bus , practica la meditacion… Esto es un punto importante porque much@s podemos sentirnos muy frustrados de no vivir en naturaleza …

    • Alice Dénoyers
      Responder

      Hola Loli! Gracias por tu mensaje! Estoy totalmente de acuerdo, yo escribo sobre mi entorno, la montaña y la naturaleza, porque es lo que me toca, pero está claro que una persona que vive en la ciudad tiene oportunidades para acercarse a parques y lugares menos ruidosos y contaminados. Tienes toda la razón cuando dices que hay muchas personas que viven en el campo y tienen unos pésimos hábitos de vida, y otros que viven en ciudades y se cuidan muy bien. Todo depende de cómo nos planteamos las cosas y cuáles son nuestras prioridades.
      Viví 5 años en Barcelona y siempre que podía iba a pasear por los parques de la ciudad o alrededores, tenía una bici e iba a todas partes pedaleando, paseaba el en frente marítimo, hacía la compra en el mercado de la Boquería, iba al gimnasio, piscina, museos, etc.
      Todo es cuestión de concienciarse sobre lo que es una vida saludable, que sea en el campo o en la ciudad! Todo es posible si nos esforzamos en esta dirección 😉

Escribe un comentario