¿Te atreves a tirarte a la piscina?

A veces, cuesta tomar la decisión de salir de nuestra zona de in-confort, abrirse, compartir, enfrentarse a opiniones diferentes, tirarnos a la piscina de una vida desconocida. ¿Te atreves a que te ayuden decenas de personas?

A veces, mejor mala vida conocida que buena vida por conocer… ¿o no? ¿Piensas que hoy podría ser el mejor día para saltar al agua y empezar a mejorar tu vida?

Cuando saltas a una piscina, el agua está helada, ¿verdad? Es un choque térmico y sensorial brutal.

¿Pero es cierto que a los 5 minutos, cuando tu organismo y tu mente se han acostumbrado a este nuevo medio tan extraño como familiar y orgánico, te sientes más vivo, más cómodo y más libre que nunca?

En los últimos días he recibido bastantes mensajes privados, de personas del grupo www.facebook.com/groups/Episalud/ que me piden consejos personalizados. He pensado que lo que les he comentado en privado os podría ser útil a todos.

Ya sabéis que no soy terapeuta ni médico. La única ayuda que os puedo aportar si me contactáis por privado se basa en mi propia experiencia y los pocos conocimientos teóricos que he ido aprendiendo, por mi cuenta y en mi posgrado de PNI, en los últimos 3 años. Mi experiencia, como cualquier experiencia de cualquier persona, es única, poco lineal, poco ejemplar, imperfecta y muy muy personal.

No solucionaréis vuestros problemas más rápido si os cuento mi experiencia o mi opinión. Los podréis tomar en cuenta, pero el trabajo de establecer cambios está en vuestras manos y bajo vuestra entera responsabilidad. No puedo dejar de comer comida basura, encontrar un terapeuta PNI ideal y ponerme a hacer ejercicio por vosotros. Os puedo contar lo que he hecho, eso sí, pero solo como información totalmente subjetiva, no como un marco o unas pautas a seguir. Como dicen los americanos, no existe el “All size fits all”, o sea un modelo único para todos. Que sea en concepto de dieta, estilo de vida, tratamientos, maneras de pensar…

Inspirarse y actuar

Lo que os pueda contestar en privado siempre será limitado por estos factores, además de que representa un tiempo y una energía que me gustaría que otras personas puedan compartir.

En general, no me gusta demasiado que me contactéis por privado para exponerme vuestros casos personales; me pone en una situación incómoda, pero soy educada y tampoco quiero daros respuestas bruscas, porque cada persona en una situación de sufrimiento intenso necesita dulzura y comprensión.

Qué es mejor, recibir consejos y apoyo por parte de una sola persona, ¿o potencialmente más de 3.500?

Nuestro grupo privado de Facebook, Episalud, tiene más de 3.500 personas dispuestas a escuchar, ayudar y compartir: www.facebook.com/groups/Episalud/

A las personas que llevamos grupos de apoyo o blogs sobre salud y bienestar, nos motiva, nos interesa y nos apasiona compartir nuestras experiencias, conocimientos, experimentos y trucos para que los demás se puedan beneficiar de ellos, siempre con sentido común, y tomando en cuenta que cada persona es diferente y requiere atención y tratamientos personalizados, siempre con la ayuda de un equipo médico competente, por supuesto.

Sin embargo, también tenemos que establecer límites a nuestra disponibilidad y nuestra generosidad, porque este tiempo y esta energía que, a veces, dedicamos a algunas personas de manera privada, se repercute en nuestro tiempo de trabajo, estudios, descanso, ejercicio físico y bienestar.

¡Atrévete a vivir mejor!

Nuestro grupo de Facebook se ha creado para ser un foro abierto, solidario y respetuoso entre todas las personas que peleamos por nuestra salud y que queremos cuidarla al máximo. También tenemos la suerte de contar con unos profesionales amigos que nos aportan sus consejos y sus conocimientos de manera generosa y desinteresada.

Entiendo perfectamente que algunos podéis estar en tales situaciones de salud y desesperación que prácticamente no tenéis fuerzas para elaborar una pregunta, escribir unas simples palabras o atreveros a que os lean centenares de personas. ¡A mí me pasó, hace tan solo 3 años!

Estaba paralizada, no escribía nunca en los foros, solo leía, leía y leía. Necesitaba empaparme de las experiencias de los demás que habían dado más pasos que yo, para inspirarme de ellos y buscar mi propio camino de superación.

Poco a poco, cuando recuperé fuerzas, una de las primeras cosas que hice fue participar más en los foros de pacientes, cuando ya me sentía más segura de mis preguntas, y que era capaz de enfrentarme a todo tipo de opiniones externas, aunque contradictorias, aunque duras de oír, incómodas o provocadoras de cambios necesarios.

Opiniones que me estiraban cada vez más fuera de mi zona de confort, de mis hábitos nocivos que necesitaba enterrar para siempre, para reinventar otros hábitos, otra alimentación, otra personalidad, otra vida.

We Help - Episalud.com

El abrirse a que nos escuchen, nos ayuden y nos aconsejen es un primer paso que nos demuestra que estamos saliendo de nuestro sufrimiento solitario, de nuestra incómoda zona de confort.

Participa en nuestra comunidad y te echaremos una mano

Así que siempre estamos encantados de recibir en nuestro foro de Facebook nuevos comentarios de personas que hayan tomado la decisión de salir de su infierno personal, respiran hondo y contarnos sus dificultades y su deseo voraz de recuperar su vida.

A todos los que hayáis dado el salto, os felicitamos y os animamos a seguir haciéndolo. A los tímidos, los que no os atreváis, los que no tengáis fuerza o confianza suficiente para saltar a la piscina, os invitamos a reflexionar y a elaborar una pregunta, un comentario, o aunque sea un «like» de vez en cuando, para mostrarnos que estáis allí, nos leéis y confiáis en nosotros…

No os podéis imaginar los efectos positivos de participar en una comunidad, ser escuchados, entendidos, saber que no sois los únicos en sufrir, descubrir que otras personas en la misma situación han encontrado soluciones duraderas y vuelven a ser felices, activos, positivos, enamorados…

Intentad atreveros a participar en el foro y dejar que os demos la mano, de manera amistosa y desinteresada. Porque la mayoría de las 3.500 personas del grupo hemos estado en el fondo del pozo y hemos encontrado maneras de agarrarnos a la cuerda y salir de la oscuridad.

¡Buen fin de semana a todos los atrevidos y valientes!


¿Y tú, ya has participado en nuestro foro de Facebook? ¿Qué te ha aportado intercambiar con los demás?
¿Te han ayudado, o tú has tenido la posibilidad y el placer de ayudarle a una persona?

Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Alice Dénoyers
Soy Alice, la creadora de Episalud. Mi objetivo es compartir información actualizada y fiable sobre los últimos avances en salud y nutrición, con especial enfoque en las enfermedades autoinmunes. Si quieres saber más sobre mí, entra aquí.
Showing 3 comments
  • LAURA
    Responder

    fantastica iniciativa amiga

  • Rosi
    Responder

    Es una excelente forma de dar un empujoncito y ayudar a asomarse a esta ventana para pedir ayuda que, sin duda alguna, nos será de gran beneficio personal y comunitario.

  • Olga
    Responder

    Pues eso , lanzarse a la piscina , como tan bien nos redacta Alice !! … el resultado es más apasionante de lo que uno se imagina…….
    Es nuestro temor a no llegar lo que nos hace resistirnos a la vida… Y nos cierra puertas y construye muros……..

    ¿Y si dejamos de resistirnos a vivir lo que la vida nos propone y nos dejamos llevar por aquellas situaciones que evitamos?

Escribe un comentario